5 min read

Cicatrices de oro

Cicatrices de oro
Foto por Simon Lee.

¡Hola! 👋

Para cortar la semana, te comparto 5 cosas que me dejaron pensando y 1 pregunta para masticar:

  1. Rick Rubin en el libro “The Creative Act: A Way of Being”:

    “Las imperfecciones que te tientan a corregir podrían ser lo que hace que tu obra sea genial. Y a veces no. Raramente sabemos qué hace que una pieza sea genial. Nadie puede saberlo. Las razones más plausibles son teorías como mucho. El porqué está más allá de nuestro entendimiento.

    La Torre de Pisa fue un error arquitectónico que los constructores empeoraron al tratar de arreglarlo. Ahora, cientos de años después, es uno de los edificios más visitados del mundo precisamente por ese error.

    En la cerámica japonesa, hay una forma artística de reparación llamada kintsugi. Cuando una pieza de cerámica se rompe, en lugar de intentar restaurarla a su condición original, el artesano resalta la falla usando oro para rellenar la grieta. Esto resalta bellamente dónde se rompió la obra, creando una veta dorada. En vez de que la falla disminuya la obra, se convierte en un punto focal, un área de fuerza tanto física como estética. La cicatriz también cuenta la historia de la pieza, narrando su experiencia pasada.

    Podemos aplicar esta misma técnica en nosotros mismos y aceptar nuestras imperfecciones. Cualquier inseguridad que tengamos puede ser reinterpretada como una fuerza guía en nuestra creatividad. Solo se convierten en un obstáculo cuando impiden nuestra capacidad de compartir lo que tenemos más cerca del corazón
    ”.

    ¿Qué imperfección podrías convertir en oro?

  2. “Mientras avanzamos, nos acompaña el espectro de versiones de nosotros mismos que no logramos ser o elegimos no ser”. — Maria Popova (The Marginalian)

    Podría haberme dedicado a la música o al barismo, dos de mis pasiones. Si tan solo hubiera seguido tocando el piano en lugar de abandonarlo, quién sabe lo bueno que sería hoy con ese instrumento. El “si tan solo” me acompaña en el camino, recordándome quién fui y quién podría haber sido. Hoy soy quien soy gracias a esas decisiones de vida, que, para bien o para mal, resultan en un cóctel de experiencias, habilidades y conocimientos que me hacen único en este planeta.

  3. “Esto es lo que dijo el señor Shoaff: "Ponete como meta ser millonario...". Y explicó por qué: "...por lo que te transformarás al lograrlo". Fijate una meta que te haga esforzarte hasta ese punto, por lo que te hará convertirte al alcanzarla. Una razón totalmente nueva para establecer metas. Y aquí está el motivo: el mayor valor en la vida no es lo que conseguís, sino en lo que te transformás”. — Jim Rohn

    ¿Qué objetivo ambicioso estás persiguiendo?

  4. “El público viene al final. No lo hago para ellos, lo hago para mí. Y resulta que cuando hacés algo realmente para vos mismo, estás haciendo lo mejor posible para el público. Muchas veces, si vas al cine, muchas películas grandes no son buenas. Es porque no están hechas por alguien a quien le importa. Están hechas por gente que intenta hacer algo que cree que a otro le va a gustar. Y así no funciona el arte. Eso es otra cosa, no es arte. Es comercio.

    Hacer arte es casi como una entrada de diario. ¿Podría preocuparme que a alguien no le guste mi entrada de diario? No tiene sentido. No tiene nada que ver con ellos. Mi entrada de diario no tiene nada que ver con nadie más. Así que todo lo que hacemos como artistas es esencialmente como escribir en un diario
    ”. — Rick Rubin

    Gran parte de mis reflexiones se parecen a una entrada de diario. Esto se debe a que las escribo para mí. Al consumir contenido y reflexionar para escribir un bocado, adquiero conocimientos valiosos que me orientan mejor en la vida. Y los comparto con la esperanza de que ayuden a otros de la misma manera.

    ¿Estás creando para vos?

  5. “'No veo una salida', dijo el chico. ... '¿Podés ver tu próximo paso?' ... 'Sí.' ... 'Entonces, tomá ese paso', aconsejó el caballo”. — Charlie Mackesy (del libro “The Boy, The Mole, The Fox And The Horse”).

    El Source oscila entre la duda y la claridad, estando la mayor parte del tiempo abrumado por la primera. Cada paso, por pequeño que sea, aporta un poco de luz a los siguientes. Cuando estés perdido, concentrate únicamente en el próximo paso a dar.

¡Buen provecho!
Rodri


Para masticar...

¿Cuál es el siguiente paso en tu iniciativa?

🍽️
Masticar: meditar, rumiar. Considerar despacio y pensar con reflexión. “Masticar un bocado”.

El ebook que te deja pensando...

Un compilado de 52 bocados “de la casa”, que ya dejaron masticando a varios de mis seguidores. Diseñados para un mundo que nos tiene siempre ocupados. Podés leerlos de principio a fin, picotear uno cada tanto, o incluso aprovecharlos para ejercitar el hábito de masticar a diario.

¡Descargalo gratis!