4 min read

Autosabotaje

Autosabotaje
Virgilio, el poeta romano.

Hola, 👋

Para cortar la semana, te comparto 5 cosas que me dejaron pensando y 1 pregunta para masticar:

  1. La fórmula de rendimiento de Conor Neill:

    “Rendimiento = potencial - autosabotaje”.

    Simple, pero precisa. Nuestro potencial es dato de letra, así que no queda otra que minimizar el valor de la segunda variable. Eso sí, resulta más fácil decirlo que hacerlo. Hay tantas cosas que me gustaría hacer, que siento que debería hacer, pero la naturaleza humana se antepone. Quisiera escribir más... sé que podría. El potencial está. Pero me ganan la vagancia y la procrastinación. En definitiva, excusas que me digo a mí mismo para enmascarar mi falta de disciplina.

  2. Una técnica para controlar el enojo, cortesía de Séneca:

    “El mejor remedio para la ira es esperar”.

    Mi rendimiento ha sufrido las consecuencias de reacciones imprudentes. Algún cliente diciendo algo impensado, y yo, reaccionando a la primera. Y si se pudiese hablar de “rendimiento personal”, lo mismo aplica a situaciones familiares; la vida cotidiana. Con el tiempo aprendí a identificar el momento en el que me “presionan los botones”, para luego responder de la siguiente manera: haciendo nada. Cuando dejo pasar algunos minutos me encuentro valorando la situación de otra manera, más tranquilo, más sensato.

  3. Uno de los 68 consejos de Kevin Kelly para la vida:

    “No tengas miedo de hacer una pregunta que pueda sonar tonta porque el 99% del tiempo todos los demás están pensando en esa misma pregunta y les da vergüenza hacerla”.

    Me siento muy identificado con esta frase porque ejemplifica perfectamente el autosabotaje. Preguntar requiere coraje. Al hacerlo, exponemos nuestra ignorancia y nos mostramos vulnerables ante los demás. Pero no siempre nos animamos a hacerlo.

    El consejo de Kevin Kelly no tendrá valor si estoy en un equipo donde la ignorancia es penalizada o se convierte en motivo de burla. Desde una posición de liderazgo, es nuestra responsabilidad crear un ambiente propicio. Podemos reducir la barrera emocional creando un entorno que promueva el crecimiento, y siendo un ejemplo al demostrar curiosidad y hacer preguntas cuando desconocemos algo.

  4. Alex Hormozi acerca del peligro de usar un lenguaje absoluto sobre nosotros mismos:

    “Para crecer, tu identidad debe ser lo que sea necesario para crecer”.

    Me gusta la idea de no atarme a un conjunto fijo de identidades de por vida. En cambio, prefiero preguntarme: ¿cuáles son las que me ayudarían a maximizar mi potencial en este momento específico de mi vida?

    Hormozi agrega:

    “Sé increíblemente consciente de las cosas que decís de vos mismo. Si podés cambiar la manera en que hablás, vas a cambiar la manera en que vivís, porque cambiás la forma en que pensás”.

    Si estoy intentando mejorar mi condición física, ¿de qué me sirve repetirme a mí mismo “Sos un tipo que no suele hacer ejercicio”? Cada vez que repito que no hago ejercicio, refuerzo esa identidad en mi mente. Debo tener cuidado con esas afirmaciones tan categóricas, que sugieren que no hay nada que pueda hacer al respecto. "Lo técnico no es lo mío" es otro ejemplo que se me ocurre.

    James Clear propone adoptar hábitos que estén arraigados en la identidad, donde cada acción o comportamiento que llevamos a cabo representa un “voto” hacia la persona que deseamos ser. Al mantener esta conducta de manera consistente, finalmente nos convencemos y asumimos esa identidad. Ser consciente y cambiar la forma en que hablamos de nosotros mismos puede ser uno de los primeros hábitos esenciales a incorporar.

  5. “La muerte me susurra al oído. 'Viví', me dice. 'Estoy llegando' ”. — Virgilio

    Es escalofriante cerrar los ojos e imaginar a la muerte susurrándonos esas palabras. Pero tal vez esa incomodidad sea justo lo que necesitamos para ponernos en movimiento. “Dale, andá y descubrí de lo que realmente sos capaz”.

¡Buen provecho!
Rodri


Para masticar...

¿Qué creencia personal sentís que te está limitando y restando de tu verdadero potencial?

El ebook que te deja pensando...

Un compilado de 52 bocados “de la casa”, que ya dejaron masticando a varios de mis seguidores. Diseñados para un mundo que nos tiene siempre ocupados. Podés leerlos de principio a fin, picotear uno cada tanto, o incluso aprovecharlos para ejercitar el hábito de masticar a diario.

¡Descargalo gratis!