5 min read

Esencialismo

Esencialismo
Imagen del libro “Essentialism: The Disciplined Pursuit of Less”, por Greg Mckeown.

Hola, 👋

Para cortar la semana, te comparto 5 cosas que me dejaron pensando y 1 pregunta para masticar:

  1. Greg Mckeown, autor de “Essentialism: The Disciplined Pursuit of Less”, invitándonos a ponerle pienso al trabajo:

    “Trabajar duro es importante. Pero más esfuerzo no necesariamente produce más resultados. “Menos pero mejor” sí lo hace”.

    A veces me siento abrumado por la cantidad de tareas que tengo. Algunas provienen de mi entusiasmo, de mis propios impulsos por hacer más; y otras, de mi capacidad limitada para decir “no” a los demás. A simple vista, parezco muy ocupado. Pero rápidamente me doy cuenta de que estoy dando pasos muy pequeños en un montón de direcciones diferentes. Me siento mareado y desorientado.

    Haciendo menos, pero mejor, puedo llegar más rápido y de mejor forma a lo que realmente importa, a lo esencial. Pero depende de mí definir ese “menos”, ya que, de lo contrario, estaré llegando rápidamente a un lugar al que no me interesa llegar.

  2. Las señales de James Clear (del libro “Atomic Habits”):

    “Cada hábito es iniciado por una señal, y somos más propensos a notar señales que resaltan. Desafortunadamente, los entornos en los que vivimos y trabajamos a menudo hacen que sea fácil no realizar ciertas acciones porque no hay una señal obvia que active el comportamiento. Es fácil no practicar la guitarra cuando está guardada en el armario. Es fácil no leer un libro cuando la estantería está en la esquina del cuarto de huéspedes. Es fácil no tomar tus vitaminas cuando están fuera de vista en la despensa. Cuando las señales que desencadenan un hábito son sutiles o están ocultas, es fácil ignorarlas.

    Si quieres que un hábito sea una parte importante de tu vida, haz que la señal sea una parte importante de tu entorno
    ”.

    Mediante el uso astuto de señales, tenemos la capacidad de impactar tanto en nuestro propio comportamiento como en el de los demás. Podemos ayudar a nuestros hijos para que adopten hábitos beneficiosos, y también podemos fomentar determinadas actitudes en nuestros equipos de trabajo.

    Pensá en ese hábito que te está costando agarrar... ¿qué cosa clara y visible podrías poner en tu entorno para recordarte que tenés que hacer eso que querés empezar a hacer?

  3. Un consejo de Epicteto (del libro “The Manual: A Philosopher's Guide to Life”):

    “Como cuando caminás, te fijás en las piedras filosas y las ramas caídas en tu camino; así cuando pensás, observá los obstáculos y errores en tu línea de pensamiento. Andá con cuidado, tratando de no tropezarte con la ilogicidad y la irracionalidad”.

    Creo que las emociones son, en gran medida, esos obstáculos. A veces, por pasión o sentido de identidad, me cierro a otras perspectivas, como si lo racional residiera únicamente en mi posición. Pero la realidad es más bien un espectro de grises, una mezcla de blanco y negro. Cuando logro identificar y superar ese obstáculo emocional, toda la gama de grises se vuelve más visible, y puedo ver los errores como oportunidades para fortalecer mi pensamiento.

  4. Ryan Holiday (autor de “The Obstacle is the Way”) recordándonos que el primer paso está en nuestras manos:

    “Así que cuando te sientas frustrado en la persecución de tus propios objetivos, no te quedes ahí sentado quejándote de que no tienes lo que deseas o de que este obstáculo no cede. Si ni siquiera lo has intentado todavía, entonces, por supuesto, seguirás exactamente en el mismo lugar. No has perseguido realmente nada.

    Hablamos mucho sobre el coraje en nuestra sociedad, pero olvidamos que en su nivel más básico es realmente solo tomar acción, ya sea acercándote a alguien que te intimida o decidiendo finalmente abrir un libro sobre un tema que necesitas aprender. Justo como lo hizo Earhart, todos los grandes que admiras comenzaron diciendo: Sí, vamos. Y usualmente lo hicieron en circunstancias menos deseables que las que nosotros jamás sufriremos.

    Solo porque las condiciones no sean exactamente de tu agrado, o no te sientas listo aún, no significa que tengas un pase libre. Si quieres impulso, tendrás que crearlo tú mismo, ahora mismo, levantándote y comenzando
    ”.

    Llevo tiempo queriendo poner en orden las cosas en casa: el armario del baño, los cajones de la cocina y el ropero de la oficina. Pero siempre encuentro una excusa para no hacerlo. O me siento cansado porque dormí mal, o prefiero esperar al fin de semana, o mis hijas están por todos lados en la casa. Si realmente quiero ordenar, depende de mí empezar a moverme. Dudo que las excusas hagan el trabajo por mí, por más fuertes que las diga.

  5. “Delegamos el problema de la cordura. La gente se mantiene mentalmente sana no solo por la integridad de sus propias mentes, sino porque constantemente se les recuerda cómo pensar, actuar y hablar por aquellos que los rodean”. — Jordan Peterson (del libro “Beyond Order”)

    ¿Quiénes están a mi alrededor y de qué manera me impactan?

¡Buen provecho!
Rodri


Para masticar...

¿De qué manera hacer menos te llevaría a lograr más?

🍽️
Masticar: meditar, rumiar. Considerar despacio y pensar con reflexión. “Masticar un bocado”.

El ebook que te deja pensando...

Un compilado de 52 bocados “de la casa”, que ya dejaron masticando a varios de mis seguidores. Diseñados para un mundo que nos tiene siempre ocupados. Podés leerlos de principio a fin, picotear uno cada tanto, o incluso aprovecharlos para ejercitar el hábito de masticar a diario.

¡Descargalo gratis!